Biografía de Ángeles Mastretta ¡una célebre autora!

Algunos autores y escritores tienen una vida sencilla sin muchos acontecimientos y logran destacarse con varios títulos o libros que llegan a publicar, pero la protagonista de este artículo es una mujer realmente inspiradora cuya historia vale la pena contar. Leamos la Biografía de Ángeles Mastretta.

Ángeles-Mastretta

Biografía de Ángeles Mastretta: inspiradora

Según la historia de sus antecedentes familiares, su abuelo paterno fue quien llegó a Puebla en el año 1908 desde Italia a Queretaro primero, luego se mudó a Puebla. Esto lo hizo en compañía de un buen grupo de inmigrantes italianos de esa época. Trabajó en la industria textil en la ciudad y tuvo a sus hijos, entre ellos a Héctor Aguilar Camín, periodista reconocido, escritor e historiador, recibiendo en una oportunidad el Premio Nacional de periodismo cultural.

Además de su oficio como periodista fue colaborador de otros medios y llegó a ser editor de otras casas editoriales y periódicos. tiene tres hijos con una hermosa mujer cuatro centímetros más alta que ella que enamoró con una carta semanal, hasta que la llevó a la iglesia para jurarle amor ante dios. De estos tres hijos nace Ángeles Mastretta el 9 de octubre del año 1949.

Su padre fallece por un derrame cerebral cuando Mastretta apenas tenía 19 años de edad. Ella comenzó a incursionar en el oficio del periodismo desarrollando habilidades que luego le permitieron adentrarse más de lleno y con más pericia al mundo literario. Este oficio la hacía paralelo a su formación académica en la Facultad de Ciencias políticas y Sociales.

La Biografía de Ángeles Mastretta cuenta que sus padres le inculcaron amor puro, pleno, unión y respeto en todo momento. Inclusive, nunca a ninguno de los tres hijos les pegaron como medida de corrección por mal comportamiento. Cuenta la escritora que la forma de crianza en su casa fue totalmente distinta a lo que comúnmente veían en otras familias. 

Estudios interrumpidos

Mastretta estudió comunicación social apenas un solo semestre en La Ibero, en México. Descubrió luego la UNAM, que para ella resultó una maravilla de institución  con amplias instalaciones que además tenía un costo de 200 pesos al año. Hizo el examen de admisión sin comentarle a nadie de su familia y entró a la Facultad de las Ciencias Políticas y Sociales a estudiar la carrera de comunicación social con mucha más inspiración.

En esa etapa, Ángela Mastretta aprendió lo que no había aprendido en ninguna otra parte en literatura, geografía, filosofía, ciencia política y más. Esto representó para ella un orgullo estudiantil, aunado al acercamiento y confianza que facilitaban los maestros y demás profesores del centro educativo. 

Una tía abuela que era escritora le ayudó a conseguir trabajo mientras estudiaba la carrera, enviándola con un primo de nombre Luis De Llano del canal 5 llamado en el departamento de Promoción en el centro de México. Éste le dio la oportunidad de trabajar en el canal 2.

Luego comenzó a escribir o a ser colaboradora para medios como La Jornada, Excélsior y Proceso. 

En una de sus labores en estos medios en lugar de entrevistar y buscar fuentes comenzó a inventar historias y un profesor amigo de ella la descubre, invitando a estudiar letras porque tenía madera para ser escritora. Ella no accedió porque ya en una oportunidad había dejado en Puebla los estudios para irse a México a estudiar la carrera finalmente. Otra vez volver a estudiar no estaba en sus planes. 

Ángeles-Mastretta

Experiencias enriquecedoras

Logró obtener una beca del Centro de Mexicano de Escritores luego de haber enviado un proyecto de novela. Con esta beca sintió la libertad de escribir proyectos y ensayos y contó con maestros como Salvador Elizondo, Juan Rulfo y Francisco Monterde.

Posteriormente es nombrada directora de Difusión Cultural de la ENEP-Acatlán. Luego de estas etapas fue nombrada directora también del museo del Chopo, en el que no había casi nada más que unas palomas que tuvo que sacarlas cuando llega como directora. Limpia el lugar y coloca un gran cartel a modo de sarcasmo que decía “El dinosaurio ya no está en El Chopo”.

En el museo comenzó a realizar actividades dirigidas a los niños para el fomento de su educación y cultura. Programaba los domingos funciones de teatro, exposiciones de pintura y consiguió luego colaboración de especialistas para otras actividades educacionales. 

 Entra luego al consejo editorial de la revista femenina FEM, donde comienza a apuntarse como feminista y a reclamar derechos.

El entrar al mundo de las feministas no fue por casualidad para Ángeles Mastretta. Nunca vivió momentos en donde haya tenido que lidiar con hombres agresivos, ofensivos, maltratadores o machistas que limitaban a las niñas o a las mujeres a ciertos oficios. Es decir, no vivió una etapa que la llevara a ser feminista y a defender los derechos igualitarios. 

Ella llegó a explicar que si se quedaba en Puebla estudiando su carrera si se iba a encontrar con un mundo así que la impulsa a ello, pero al irse a México, a la capital, no tenía conocimiento siquiera de ese movimiento. Su inspiración para el feminismo se dio por sus amigas de la preparatoria, sus ancestros o familiares contemporáneos que si vivieran de frente situaciones clasistas. 

Biografía de Ángeles Mastretta: Arráncame la vida

En la Biografía de Ángeles Mastretta domina o destaca el libro Arráncame la vida. Esta obra fue inspirada por los infinitos acontecimientos y anécdotas de la vida de su abuelo y otros familiares. Ella sentía la necesidad de recopilar pero que en principio no sabía como hacerlo ni que vuelta darle.

Se trata como una especie de un destilado del cacique mexicano y Ángela Mastretta además recopiló historias de otros personajes. Incluye invenciones vistas desde la perspectiva de la mujer, muy contrario a la película que llevó a la pantalla grande Roberto Sneider en el año 2008, porque era vista con la perspectiva de un hombre.

Arráncame la vida fue un libro que llenó de mucha satisfacción a la escritora. Fue invención que salió desde su esencia creativa y reflexiva que logró un éxito casi inmediato. Al año fue galardonada con el Premio Mazatlán de Literatura. Esta obra de la biografía de Ángela Mastretta podría compararse con la de Elizabeth Gilbert con Comer Rezar Amar cuyo éxito también fue casi inmediato. 

Arráncame la vida comienza contando la historia de una joven poblana de 1930 que con 15 años conoce al general Andrés Ascencio. Luego de un breve noviazgo el general le ofrece matrimonio y comienza una nueva vida que pasa a ser una niña a una señora casada.

El general llega a ser gobernador de Puebla y este real carácter se revela poco a poco cínicamente luego de casado. Las personalidades chocan porque el general es el clásico machista mexicano y la mujer es una rebelde, valiente y bien entendida de lo que pasa a su alrededor. 

Historia conmovedora

Con el paso del tiempo Catalina se conforma con este hombre hasta que conoce al atractivo director de orquesta que le cambia la vida. 

La narración de Catalina joven con muchos recuerdos de su infancia anécdotas de vida hace que el lector le guarda cariño porque pueden sentirse identificado. 

Sin embargo, esto hace mucho más divertida la lectura, algo muy parecido pasa con Cien años de Soledad de Gabriel García Márquez de quien podrás leer más en el articulo Escritores Famosos. 

Sin embargo, estos elementos y este tipo de narración es un punto a favor del lector que puede involucrarse más con las costumbres y la cultura de los pueblos de cada país. Según la vivencia del escritor. 

Obras

Entre las novelas en la Biografía de Ángeles Mastretta están Arráncame la vida en 1985, Mal de amores en el 96 y Ninguna eternidad como la mía en 1999. En cuanto a cuentos entran las obras Mujeres de ojos grandes en el 85, Maridos en el  2007. Con respecto a Memorias están Puerto libre, (93), El mundo iluminado 1998, El cielo de los leones en el 2003, La emoción de las cosas  2013 y El viento de las horas 2015. 

En los textos de poesía entra La pájara pinta y Desvaríos (1996).

(Visited 134 times, 1 visits today)

Deja un comentario