Biografía de José Emilio Pacheco: Detalles de la vida, libros de este autor

En este artículo, el lector tiene la oportunidad de conocer la Biografía de José Emilio Pacheco: Detalles de la vida, libros de este autor.  Escritor de origen mexicano, quien dedicó su vida al arte de la escritura en todos sus géneros.

Biografía de José Emilio Pacheco

Biografía de José Emilio Pacheco

José Emilio Pacheco Berny, llegó al mundo un día como 30 de junio de 1939, en ciudad de México, concebido por la unión de sus padres José María Pacheco Chi y María del Carmen Berny Abreu.

Reconocido como un brillante hombre dedicado a la literatura, quien se destacó en el arte de la poesía, crónica, novela, cuentos, ensayo, crítica literatura y traducción. Por sus majestuosas obras literarias, es calificado como pieza importante en la generación de la década de los cincuenta.

Acompañó el enfoque contemporáneo que identifica a los dramaturgos de ese estirpe, los temas que emprendió en el contenido de sus textos, varían desde la historia y el incesante tiempo, los infinitos de la infancia y de lo maravilloso, envolviendo desde la ciudad hasta la muerte.

Pacheco, resalta en su literatura por su continua controversia acerca de la existencia del  mundo innovador, acerca de la inspiración y su propia producción artística, al igual que la puesta en el tapete de su lenguaje sin fingimientos, ni adornos, de fácil comprensión.

Pacheco, siendo muy joven se sintió atraído por la literatura, que comenzó deleitándose con los dramaturgos tales como: Julio Verne, Rubén Darío, Oscar Wilde, Manuel Payno, Amado Nervo, Jorge Luis Borges y Alfonso Reyes, y compartiendo con muchos de los prosistas que asiduamente visitaban su hogar.

Sintiéndose atraído, su dedicación y auténtico conocimiento se inició en su casa, donde asistían reconocidos escritores que Pacheco, siendo muy niño, no dejaba de prestarles atención a sus narraciones, y así prosiguió durante su vida.

Biografía de José Emilio Pacheco

Entre los literarios que marcaron su motivación e interés por la literatura se encuentran: Juan de la Cabada, Héctor Pérez Martínez, Juan José Arreola, José Vasconcelos, Martín Luis Guzmán, en varias ocasiones Julio Torri, al que escuchaban , él y su amigo Carlos Monsiváis,  Edith Negrín y Álvaro Ruiz Abreu.

Desde su adolescencia, comienza sus primeros pasos en la escritura, año 1955 tiempo en donde publicaba en revistas estudiantes y periódicos tales como Proa de la Escuela Preparatoria, Centro Universitario de México. En los años 1956-1958, Diario de Yucatán, Diario del Sureste; año 1957 las estudiantiles Índice y Letras Nuevas, siendo la primera Facultad de Derecho y la segunda de la Filosofía y Letras de la UNAM.

Pacheco, comienza a cursar sus estudios de Derecho en la Universidad Autónoma de México, sin embargo, a sus 19 años de edad decide no continuar con los estudios, tomando la decisión de entregarse a la escritura.

Comienza su participación activa en muchas revistas y suplementos culturales, tales como México en la Cultura, Siempre, Diálogos, Revista Mexicana de Literatura, Diorama de la Cultura, Ramas Nuevas, suplemento de Estaciones, trabajando al lado de Carlos Monsiváis Aceves fue un escritor y periodista mexicano, cronista de la Ciudad de México.

Se consagró como dramaturgo con sus publicaciones en la Cultura en México, de Fernando Benítez,  su orientador, amigo y mentor. Llegó a desempeñar cargos como profesor de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos, Canadá e Inglaterra, investigador en el Departamento de Estudios Históricos del INAH, y desde el 10 de julio de 1986 trabajó como miembro del Colegio Nacional.

Ejerció el cargo como secretario de la redacción de la Revista de la Universidad de México, así como de México en la Cultura, suplemento de Novedades, y jefe de redacción de la Cultura en México, suplemento que permanece por siempre. Igualmente, regentó la Biblioteca del Estudiante Universitario.

Biografía corta José Emilio Pacheco

Pacheco, también ejerció actividades de traducción, dedicado a realizar traducciones a los autores ingleses como Tennesse Williams, T. S. Eliot.

Curiosamente, se hacía llamar con seudónimos que usó durante toda su carrera literaria, entre los más conocidos, se mencionan: J. E. P., Julián Hernández, Daniel López Laguna, Juan Pérez Pineda, Ricardo Ledesma y R. L.

Uno de los hombres considerados dentro del mundo de la literaria mexicana y universal que existieron en el siglo XX, a la edad de 74 años, deja de existir en el plano terrenal un día como 26 de enero del año 2014, en la Ciudad de México, por razones de un paro cardiorespiratorio.

Obra poética

Las obras literarias de Pacheco, comprende la narrativa, el cuento, la novela, la crónica, la poesía, la traducción y el ensayo.

Sus narraciones poseen características que identifican sus escritos, siendo uno de los principales es la depuración excesiva de elementos decorativos, además resalta su obligación social con su país natal México.

Se pueden mencionar obras como El paso del tiempo, la vida o la muerte articulan su obra.

El escritor, vislumbraba la literatura como enérgica y cambiante, razón por la que revisaba y reescribía sus propias obras, con el entusiasmo de conseguir la autocrítica.

Narrativa

Su obra narrativa, hace énfasis en la experimentación de nuevos arreglos y técnicas narrativas. Se pueden observar en sus temas conocidos como la pérdida y singularidad de la niñez, al igual como las relaciones afectivas son repetidas en sus relatos, todos estos elementos cubiertos por su inquietud de aspecto social e histórica de México.

Sin embargo, cada uno de los diferentes géneros del autor, se puede encontrar otros aspectos especiales, siendo un punto relevante en su obra la permanente renovación o reescritura.

Dentro de su género narrativo se encuentran:

  • Año 1963:  El viento distante
  • Año 1967:  La novela morirás lejos
  • Año 1972:  El principio del placer
  • Año 1981:  Las batallas del desierto
  • Año 1990:  La sombra de la Medusa y otros cuentos marginales.

A lo largo de su trayecto, cuenta con extensos artículos y ensayos, en su gran mayoría literarios, sin embargo, muchos de ellos abarcan temas políticos y sociales. Sus trabajos también resaltan como editor y traductor.

La columna Inventario

Cuando se habla de historia, por supuesto que guarda relación la historiografía, que se refiere en recopilar acontecimientos históricos relatados en orden cronológico, partiendo de este principio, Pacheco acertó con la forma adecuada y propicia para expresar el gran volumen de hechos de una época y la sociedad que la ocupaban para ese entonces.

Al referirse a La Columna Inventario, que estaba inmersa en el Suplemento Diorama de la Cultura del periódico Excélsior, que era conducido por Julio Scherer, quien prestó el apoyo para el buen funcionamiento de un rol importante en la creación y divulgación de las crónicas de Pacheco, igualmente la revista Proceso tuvo una notabilidad parecida, proyecto que invitado el propio Scherer en el año 1976.

Entonces, “Pacheco inició una nueva fase de su trabajo de periodismo cultural, donde publicó notas, traducciones, artículos y crónicas”.

El famoso dramaturgo, hizo que la columna Inventario, permaneciera activa por mucho tiempo, aprovechando para realizar revisiones bibliográficas con su estilo único. No sólo, se dedicó a realizar revisiones de literarios mexicanos, aunque llegó a efectuar revisiones temáticas de los siguientes años 1914, 1938 y 1950, por períodos, tales como la Revolución mexicana, u obras de autores que se dedicar a hacer traducciones, como el caso de Eliot.

La columna Inventario, apareció por primera vez un día que marcó historia en la vida del literario, tal como 5 de agosto de 1973, en la página 16 de la sección Diorama. La aparición de la Columna Inventario, fue alternada con la de Baulmundo de Gustavo Sainz, del español José de la Colina, y el uruguayo Danubio Torres Fierro.

Después de su ausencia por un período de seis meses, Pacheco, retoma las actividades el 1 de junio del año 1975, justo con un artículo donde habla de Oscar Wilde y Alfred Douglas.

Luego, producto de la destitución del equipo directivo del Excélsior, que sucedió el próximo año, el literario colaboró con Scherer, y es cuando traslada su columna a la revista denominada Proceso, donde se publicó desde el primer artículo del mes de noviembre de 1976, es cuando escribe acerca de Saul Bellow, que dejó de a hacer por su desaparición física.

A consecuencia del accidente ocurrido antes de su muerte, en su estudio siendo la noches del viernes 24 de enero después de culminar su columna. Dejando pendiente, por publicar volúmenes temáticos aproximadamente a 7.000 columnas, todo por recomendación de Vicente Leñero, debido a la denegación de Pacheco de reunirlos en su volumen.

Inventario, fue merecedor del Premio Nacional de Periodismo en Divulgación Cultural de 1980, que el mismo literario, no quiso recibir de las manos de quien fuera presidente para la José López Portillo: “José Emilio, se ocultó, pretendió hacer creer que estaba fuera de México, y me solicitó, debido a que el premio se añadía un diploma para el medio informativo que lo publicaba, si podía asistir a recogerlo en la ceremonia de Los Pinos. Y así fue, por asistí”.

Poesía

José Emilio Pacheco, con respecto a sus dos primeros obras literarias de poesía, plasmados por él, se encuentran: Los elementos de la noche del año 1963 y El reposo del fuego del año 1966, tienen en común ciertos aspectos y contenido, por lo que se consideran que forman parte de una primera obra del período lírico, según lo manifiesta José Miguel Oviedo, los dos concuerdan en la influencia “del sector más selecto de la poesía española de este siglo: Cernuda, Salinas, Jorge Guillén, de algunos signos y aspectos de Jorge Luis Borges, Xavier Villaurrutia y Octavio Paz”.

El aspecto, del transcurrir del tiempo, es notorio continuamente en la poesía de Pacheco: la conciencia de lo temporal en la vida, así como de los procesos de devastación son el objetivo marcado en sus cuantiosos poemas. A lo que se le añade la probabilidad del renacimiento, y de un tiempo cíclico: la transformación contiene igual a la poesía, un aspecto que puede renacer, renovarse, debido a que “la palabra es la figura misma de la transformación”

Se puede apreciar en los poemarios, se encuentra el influjo de Heráclito de Éfeso, Filósofo griego: “embarcado en camino heracliteano, Pacheco va cambiando su conflicto vida-muerte con la contradicción agua- fuego”.

Una de sus emblemáticas poesías se encuentra No me preguntes cómo pasa el tiempo escrita en el año 1969, luego comienza otro período en su poesía, guardando aspectos encontrados en sus primeras obras, aunque el cambio es a causa de un enfoque crítico muy relevante.

Durante la segunda etapa, Pacheco, usa el sarcasmo y la audacia crítica; las contemplaciones se minimizan, mientras que el escritor se orienta en un interés ético y estético, formulándose con lo siguiente: ¿Qué sentido tiene y qué lugar ocupa la poesía en el mundo contemporáneo? Se refiere de una obra que cavila acerca de la ““propia esencia de la poesía.”

El enfoque crítico que sostiene Pacheco, sigue presente en Irás y no Volverá, plasmada en el año 1973, así como en Desde Entonces del año 1980, en estas obras se percibe que existe un interés especial en elementos sociales, se puede evidencia con las denuncias de las injusticias.

Traducciones

En el aspecto de las traducciones, para José Emilio Pacheco, está asociada especialmente con su visión sobre la literatura, y en especial con la poesía: el vocablo, el sentido se renueva, es probable y valedero reescribir un texto de tiempos atrás o modernos, de un lenguaje a otro.

El dramaturgo Pacheco, sostiene que un poema “puede ser escrito muchas veces, lo que permite hacer posible “traducir”, el traductor, no es un traidor”. Entre los escritores, que han sido traducidas las obras se pueden mencionar a Samuel Beckett (Cómo es), Walter Benjamin (París, capital del siglo XIX), Tennessee Williams (Un tranvía llamado deseo), Harold Pinter, Oscar Wilde, Edgar Lee Masters, T.S. Elliot, Víctor Hugo, Walt Whitman, Truman Capote, Ernest Hemingway, William Faulkner, entre otros.

Libros

En la existencia de Pacheco, como escritor, se dedicó a plasmar muchas obras literarias reconocidas, sin embargo, entre su haber cuenta con 4 que los amantes de la lectura no se deben perder, tales como: El Principio del Placer, año 1972; se refiere a un adolescente que relata su hallazgo del amor y la sexualidad, y su cruce con la corrupción mexicana y del mundo. Lo maravilloso se convierte en creíble, mientras que lo usual se hace sombrío en continuas narraciones que se expresan sobre las edades humanas, iniciando desde la niñez y pasando hasta la vejez.

Otra obra emblemática es  Las batallas en el desierto del año 1981, se trata de una historia de un amor imposible. Es una magnífica obra corta que implica otros elementos tales como la corrupción social y política, el principio del México contemporáneo y el desvanecimiento de la tradición de un país.

Igualmente, como la recuperación de los recuerdos individuales y colectivos, que envuelven a una ciudad a la que José Emilio Pacheco, siente un inmenso amor, sin embargo, entretiene sin nostalgia y acusa de forma inclemente.

Ahora le corresponde el turno a Los trabajos del mar de 1984. Se narra sobre una botella que es arrojada a las aguas del mar, a donde el náufrago le suplica a sus probables salvadores que dejen atrás, sus gestos de identidad, mientras, que al mismo tiempo, lo mantengan como un amigo incógnito competente para cooperar la travesía en la navegación, entre las tempestades y el tiempo; y la noche del tiempo que se extingue.

Por último, la obra literaria La sangre de Medusa y otros cuentos marginales del año 1990. Esta no fue originada por José Emilio como libro desde su principio, sino que es la agrupación de narraciones escritas por su genio prematuro durante sus primeros años de carrera, los publicados en sus años de primera sabiduría en revistas escasamente conocidas, y muchos otros que no se habían resumido.

A continuación se señalan las siguientes obras literarias:

  • Año 1963: Los elementos de la noche.
  • Año 1966: El reposo del fuego
  • Año 1970: No me preguntes cómo pasa el tiempo
  • Año 1973: Irás y no volverás
  • Año 1976: Islas a la deriva
  • Año 1979: Desde entonces
  • Año 1984: Los trabajos del mar
  • Año 1987: Miro la tierra
  • Año 1990: Ciudad de la memoria
  • Año 1992: Tarde de agosto
  • Año 1996: El silencio de la luna
  • Año 1999: La arena errante
  • Año 2000: Siglo pasado
  • Poemas 1958 al 2009: Tarde o temprano
  • Año 2009: Como la lluvia.  La edad de las tinieblas.

Dentro de sus escritos, como hemos mencionado en párrafos anteriores, también se encuentran:

Poesía

José Emilio Pacheco, uno de los poetas y ensayistas México que se consideran entre los más importantes. Llegó a publicar más de quince volúmenes de versos, entre los que les mencionamos para su deleite algunos de ellos:

Gota de lluvia

Una gota de lluvia temblaba en la enredadera.

Toda la noche estaba en esa humedad sombría

que de repente iluminó la luna.

Indeseable

No me deja pasar el guardia.

He traspasado el límite de edad.

Provengo de un país que ya no existe.

Mis papeles no están en orden.

Me falta un sello.

Necesito otra firma.

No hablo el idioma.

No tengo cuenta en el banco.

Reprobé el examen de admisión.

Cancelaron mi puesto en la gran fábrica.

Me desemplearon hoy y para siempre.

Carezco por completo de influencias.

Llevo aquí en este mundo largo tiempo.

Y nuestros amos dicen que ya es hora

de callarme y hundirme en la basura.

Las flores del mar

Danza sobre las olas, vuelo flotante,

ductilidad, perfección, acorde absoluto

con el ritmo de las mareas,

la insondable música

que nace allá en el fondo y es retenida

en el santuario de las caracolas.

Lluvia de sol

La muchacha desnuda toma el sol

apenas cubierta

por la presencia de las frondas.

Abre su cuerpo al sol

que en lluvia de fuego

la llena de luz.

Entre sus ojos cerrados

la eternidad se vuelve instante de oro.

La luz nació para que el resplandor de este cuerpo

le diera vida.

Un día más

sobrevive la tierra gracias a ella

que sin saberlo

es el sol

entre el rumor de las frondas.

Cuento

El literario José Emilio Pacheco, en el género de cuentos, se muestran con carácter directo, pocos detalles descriptivos o anecdóticos, en su contenido se puede apreciar el paso del tiempo y la repetición de la historia, así tópicos de la infancia y lo fabuloso.

Entre su gama de cuentos, se menciona “La fiesta brava”, es un cuento con características extrañas y complicadas, en donde congenian variados argumentos que convergen en la odisea silenciosa de un dramaturgo de origen mexicano, que no ha conseguido el éxito, a quien su viejo maestro, le solicita un cuento, que según sería retribuido con un buen pago.

Se trataba de un cuento bajo el concepto de metaliteratura, de manera que, se trata del propio cuento del que estamos hablando: “La fiesta brava”. En la narración, se expresa y analiza sobre México, de la década de los 70, del pasado siglo, con retumbos bélicos de Vietnam, así como recuperar la imagen del dramaturgo que intenta de subsistir en un mundo subdesarrollado.

Entre sus cuentos escritos se encuentran:

  • Año 1963: El viento distante
  • Año 1972: El principio del placer
  • Años 1956-1984 y 1990: La sangre de Medusa, y muchos otros cuentos marginales.

Novela

En el género de Novela, el escritor José Emilio Pacheco, escribió numerosas novelas, y a principios de la década de los 80, ejecutó muchas labores para la editorial Promexa, para ese momento bajo la dirección de Rene Solís, quien colocó una gama de colecciones literarias a diversos lugares comerciales con precios asequibles.

Entre estas obras se encuentran:

  • Año 1967: Morirás lejos
  • Año 1981: Las batallas en el desierto.

Artículos

Los textos de este género conocido como artículos, se encuentran como un lujo, que escribió José Emilio Pacheco, con sus características narraciones sin rebuscamientos y originales presentaciones, como ocurrió en su artículo: Pinche, la palabra más autóctona de México, siendo éste uno de los últimos artículos plasmados por el literario, en fecha 17 de octubre del 2013.

Siendo uno de los últimos artículos que plasmó el dramaturgo de origen mexicano, y con el que participó en el Atlas sonoro del español, que planificó El País, para celebrar el VI Congreso Internacional de la Lengua Española, presentada en Panamá. Fue una actividad donde participaron 21 escritores, para elegir las palabras más aborígenes del español de sus respectivas naciones.

Entre sus principales artículos se pueden mencionar:

  • Años 1973-1983: Inventario I. Antología
  • Años 1984-1992: Inventario II. Antología.
  • Años 1993-2014: Inventario III. Antología.

Traducción

Para José Emilio Pacheco, el aspecto de la traducción, representa una ocupación que converge necesariamente en una atribución.

Entre las traducciones se encuentran:

  • Cuatro cuartetos, de T. S. Eliot
  • Cómo es, de Samuel Beckett
  • Vidas imaginarias, de Marcel Schwob
  • De profundis, de Oscar Wilde
  • Un tranvía llamado deseo, de Tennessee Williams.

Antología

La obra literaria Antología, es una de las más ansiadas por José Emilio Pacheco, está compuesta por tres volúmenes, en la columna semanal que el escritor de Batallas en el desierto, así como otras literaturas, que se publicaron durante cuatro décadas, cada semana, en primer lugar en Excélsior, y luego en Proceso.

Obra titulada: Antología del modernismo mexicano 1884-1921

Algunas antologías, han sellado de forma contundente la historia de la literatura mexicana. A este género pertenece Antología del modernismo mexicano, verificado absolutamente, según con las ediciones y estudios más actualizados.

Se refiere a la guía necesaria para conocer el pujante comienzo de nuestra poesía adulta, el “esnobismo”: un mundo idílico que invita a una serie de figuras, de cantos verbales, de prácticas auténticas siendo la mejor forma de ingresar al espíritu de una época.

El primer Inventario, se encuentra registrado su fecha en el año 1973, mientras que el último, fue dedicado a su amigo el poeta de nombre Juan Gelman, esto ocurrió en el año 2014, antes de su muerte.

Los tres volúmenes referentes a Antología, fueron promovidos y financiados por Ediciones Era, la Dirección de Literatura, UNAM y el Colegio Nacional, quienes cumplen con las sugerencias de Pacheco, según lo requerido para que llevaran a cabo una selección estricta, a causa de una proposición de Eduardo Antonio Parra. Razón por la que esta edición contiene una tercera parte de los Inventarios publicados.

Entre los colaboradores que contribuyeron a la extensa corrección, se encuentran: Héctor Manjarrez, Paloma Villegas, José Ramón Ruisánchez y Virginia Ruano.

Es importante resaltar, que en el género inventario, simpatizaban de forma natural la imaginación y la información, un gran sentido del humor, y obras literarias exquisitas de los más grandes literarias de la historia. La intervención francesa, los liberales pertenecientes al siglo XIX mexicano tales como: López Velarde, Darío, Borges, Paz, el modernismo, Vasconcelos, el asesinato de Obregón, están presente en muchas de sus obras.

Cine y música

El dramaturgo mexicano José Emilio Pacheco, siendo un hombre de gran trayectoria en el mundo literario, su influencia llegó al séptimo arte, en el año 1987, cuando el cineasta conocido como Alberto Isaac, realizó una producción cinematográfica conocida como Mariana Mariana, un arreglo de Vicente Leñero de las Batallas en el desierto, donde los personajes estaban representados por: Luis Mario y Gerardo Quiroz, Pedro Armendáriz, Aarón Hernán y Saby Kamalich.

Luego en el año 1972, el literario Pacheco, apoyó en compañía de Arturo Ripstein, en la ejecución del guión del film El Castillo de la pureza, siendo un clásico del cine mexicano, en donde los personajes fueron interpretados por: Claudio Brook, Rita Macedo, Arturo Beristáin, María Rojo y Diana Bracho.

Años 1961-1969. Cine verdad. Redactor de este semanario fílmico, revista cultural se exhibía en salas de cines de México, con la participación de los actores Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez, Julieta Campos, Luis Suárez, Juan Dutch.

En el género del teatro, la novela Las batallas del desierto, igual fueron presentadas en salas de teatro, durante el año 2011, con el prólogo de edición mexicana, que exhibe los recursos de la narración con los del teatro.

Antología poética, disco con introducción de Eduardo Elizalde; Voz Viva de México, UNAM, del año 1968.

En cuanto a temas musicales, fue en el año 1995, cuando la Orquesta Sinfónica de Nuevo León, realizó adaptaciones a la obra literaria El reposo del fuego, con la composición de Gustavo Farías García, con poemas del texto de Pacheco, en la temporada de Jóvenes Valores.

En el año 1992, Las batallas, una canción inspirada en la historia de la obra literaria Las batallas en el desierto, presentado en el disco Cafe Tacuba.

Años 1961-1964: En otros aspectos Radio Universidad, UNAM.  Entre libros: programa de radio semanal donde se llevaban a cabo entrevistas y comentarios, sobre la actualidad literaria. Con la participación de Rosario Castellanos, Juan Vicente Melo, Carlos Monsiváis y Sergio Pitol.

Premios y reconocimientos

En el transcurso de su carrera, consiguió una gran cantidad de premios y reconocimientos, entre los que se destacan:

  • Año 1967: Premio Magda Donato, otorgado por su obra literaria: Morirás lejos
  • Año 1969: Premio Nacional de Poesía Aguascalientes, otorgado por: No me preguntes cómo pasa el tiempo.
  • Año 1973: Premio Xavier Villaurrutia, recibido por la obra El principio del placer
  • Año 1979: Doctor honoris causa de la Universidad Autónoma de Sinaloa
  • Año 1980: Premio Nacional de Periodismo de México, por su Divulgación Cultural
  • Premio José Asunción Silva al mejor libro de poemas en español, publicados entre los años 1990-1995
  • Año 1991: Premio Malcolm Lowry, otorgado por trayectoria, ensayo literario
  • Año 1992: Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Lingüística y Literatura
  • Año 1999: Premio Mazatlán de Literatura
  • Año 2001: Premio Iberoamericano de Letras José Donoso
  • Año 2003: Premio Internacional Octavio Paz de Poesía y Ensayo. Premio de Poesía Iberoamericana Ramón López Velarde
  • Año 2004: Premio Internacional Alfonso Reyes. Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda
  • Año 2005: Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca
  • Año 2006: Miembro honorario de la Academia Mexicana de la Lengua
  • Año 2009: Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. Medalla 1808, otorgada por el gobierno del Distrito Federal. Medalla de Oro de Bellas Artes, otorgada de la Secretaría de Educación Pública de México.
  • Medalla de Oro de Bellas Artes, otorgada de la Secretaría de Educación Pública de México.
  • Premio Cervantes
  • Doctorado honoris causa por la Universidad Autónoma de Nuevo León
  • Año 2010: Doctorado honoris causa por la Universidad Autónoma de Campeche
  • Doctorado honoris causa por la Universidad Nacional Autónoma de México
  • Año 2011: Premio Alfonso Reyes, otorgado por el Colegio de México. Último premio recibido por el autor.

Espacios que llevan su nombre en su honor

A este gran personaje de la literatura mexicana, también ha sido digno de rendirle honor, en asignar con su nombre a diferentes recintos tales como:

La Casa de la Palabra José Emilio Pacheco, en Azcapotzalco, Ciudad de México; fue inaugurada por el propio escritor en fecha 26 de noviembre del año 2006.

El Centro Integral para el Desarrollo “José Emilio Pacheco”, en la colonia Nueva Atzacoalco, Ciudad de México; fue inaugurado por el propio dramaturgo Pacheco en fecha 15 de diciembre del año 2011.

La Casa del Poeta José Emilio Pacheco, en Tlalnepantla, Estado de México.

Fondo de cultura José Emilio Pacheco, en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Centro de la cultura y las artes “José Emilio Pacheco”, en Tlalnepantla, Estado de México.

Bibliografía

El literario mexicano José Emilio Pacheco, siendo un hombre de mente brillante, y durante su carrera como escritor, sus obras fueron plasmadas en idioma español y en inglés, que se las mostramos a continuación:

En idioma español

  • Año 1979: Ficción e historia: la narrativa de José Emilio Pacheco.  Yvette Jiménez de Báez
  • Año 1986: José Emilio Pacheco.  Luis Antonio de Villena
  • Año 1987: La hoguera y el viento: José Emilio Pacheco ante la crítica. Hugo J Verani
  • Año 1990: José Emilio Pacheco: poética y poesía del prosaísmo.  Daniel Torres
  • Año 1991: El papel del lector en la novela mexicana contemporánea: José Emilio Pacheco. .Magda Graniela-Rodríguez
  • Año 1992: José Emilio Pacheco: poeta y cuentista posmoderno.  José de Jesús Ramos
  • Año 1995: Karl Kohut (ed.), Literatura mexicana hoy. Del 68 al ocaso de la revolución. Madrid, Vervuert
  • Año 2001: Dilemas de la poesía de fin de siglo: José Emilio Pacheco y Jaime Sáenz / Elizabeth Pérez
  • Año 2004: Ensoñación cósmica: poética de El reposo de fuego, de José Emilio Pacheco. Betina Bahía Diwan
  • Año 2006: José Emilio Pacheco: perspectivas críticas. Hugo J Verani
  • Año 2008: Manuel Fernández Perera. La literatura mexicana del siglo XX. México, FCE
  • Año 2013: Ruiz Álvaro y Edith Negrín. Pasión por la palabra. Homenaje a José Emilio México, UNAM

En idioma inglés

En este idioma se encuentran los siguientes:

  • Año 1975: Tradition and renewal: essays on twentieth-century Latin American literature and culture. Merlin H Forster
  • Año 1983: Time in the poetry of José Emilio Pacheco: images, themes, poetics. Judith Roman Topletz
  • Año 1991: The turning tides: the poetry of José Emilio Pacheco.  Mary Kathryn Docter
  • Out of the volcano: portraits of contemporary Mexican artists. Margaret Sayers Peden
  • Año 2001: José Emilio Pacheco and the poets of the shadows. Ronald J Friis
  • Año 2004: Modern Spanish American poets. Second series.  María Antonia Salgado.

Publicaciones asociadas a las obras de José Miguel Pacheco

Este brillante hombre escritor mexicano, quien dedicó su vida a narrar diferentes géneros literarios,  se encuentran las presentes publicaciones:

  • Año 1960: Aub, Max. Poesía mexicana, 1950-1960. Madrid: Aguilar.
  • Año 1969: Fuentes, Carlos. La nueva novela hispanoamericana. México: Joaquín Mortiz.
  • Año 1971: Glantz, Margo. Onda y escritura en México. México: Siglo XXI.
  • Año 1985: Brushwood, John. La novela mexicana. 1967-1982. México: Grijalbo. Bellini, Giuseppe. Historia de la literatura hispanoamericana. Madrid: Castalia.
  • Año 1979: Ficción e Historia: La Narrativa de José Emilio Pacheco. El Colegio de México, página 348.
  • Año 1990: Torres Daniel, University of Michigan, ed. José Emilio Pacheco: Poética y poesía del prosaísmo. Editorial Pliegos. p. 124. ISBN 8486214521.
  • Año 1993: Hugo J. Verani, ed. La hoguera y el viento: José Emilio Pacheco ante la crítica. Ediciones ERA. p. 341. ISBN 9684113544.
  • Año 2001: Roas, David. Teorías de lo fantástico. Madrid: Arco-Libros.
  • Monasterios, Elizabeth. Dilemas de la poesía latinoamericana de fin de siglo: José Emilio Pacheco y Jaime Saenz. Plural editores. Página  299. ISBN 9789990564013.
  • Año 2002: Sánchez Osés, Eduardo. Las batallas en el desierto: análisis crítico. UNAM, página  168. ISBN 9703202217.
  • Año 2006: Popovic, et al. José Emilio Pacheco: perspectivas críticas. Siglo XXI. p. 330. ISBN 968232629X.

Para continuar leyendo, sobre importantes personajes del mundo, le invitamos a visitar, los siguientes enlaces:

 

(Visited 470 times, 1 visits today)

Deja un comentario