Carlos Quílez: Biografía, obras de ficción y más

Carlos Quílez es un rostro conocido en toda España por su labor periodística en el campo de la criminalística. Examinemos aquí brevemente su biografía, obras y temas preferidos.

carlos-quílez-1

Carlos Quílez, del periodismo a la novela negra

Quien sea que mire de pasada la cara de Carlos Quílez o escuche su voz probablemente lo reconozca de inmediato, sobre todo si es un asiduo espectador de televisión o radioescucha rutinario. Quílez lleva más de veinte años siendo corresponsal y colaborador de las principales cadenas televisivas de la nación española, como SER, Onda Cero y La Sexta. En todas actúa en calidad de periodista de sucesos y experto en seguridad.

Quílez ocupa una posición difícil de lograr en la sociedad contemporánea, de investigador reconocido, figura pública carismática y exitoso autor de ficción. Este trípode ha sido construido con paciencia durante años de experiencia, no sólo en el ámbito de la radiofonía, presencia televisiva y jefatura de investigación en periódicos, sino también en momentos de pausa periodística para dedicarse a ser Director de Análisis de la Oficina Antifraude en su Cataluña natal.

 

El bagaje acumulado durante estos años de cercanía con el crimen desde el lado de la ley le ha servido al autor para desempeñarse cada vez mejor como buen exponente de la novela negra, género de gran impacto en su país. El posible trauma que podría generar un contacto prolongado con los aspectos más bajos de la experiencia humana queda entonces encauzado a través de la literatura realista.

En el siguiente vídeo puede verse a Quílez presentando con vivacidad su obra Cerdos y gallinas en 2013.

Una obra entre la no ficción y el puro noir

Carlos Quílez comenta que su dedicación a la novela tras años de periodismo fue como una infidelidad tardía dentro de un matrimonio. Las andanzas con la amante le han salido bien: su trabajo le valió tanto el Premio Rodolfo Walsh en 2009 como el Premio Crims de Tinta del mismo año.

La obra de Quílez ha navegado de algo más parecido a una crónica periodística sobre el crimen a novelas con entidad propia de ficción. Atracadores (2002), su primer esfuerzo, estaba compuesto por once relatos sobre el atraco de bancos en Barcelona, material recopilado por una década. Mala vida (2008) también resulta una compilación de siete crímenes retratados con agudeza.

Sin embargo, ya Asalto a la Virreina (2004) parte de un hecho real, un plan de atraco hacia bancos nunca ejecutado por una banda italiana, para crear una narrativa literaria. Cerdos y gallinas (2012), denuncia de la corrupción extrema española, tiene de hecho una protagonista ficticia, Patricia Bucana, figura de otra novela del autor. El noir ha acogido con beneplácito a Quílez, poseedor de un verbo fácil, preciso y de buen ritmo.

Si te ha interesado este artículo sobre Carlos Quílez, quizá disfrutes de esta reseña sobre Las niñas perdidas, de Cristina Fallarás, otra gran obra sobre el crimen en Barcelona. ¡Sigue el link!

(Visited 9 times, 1 visits today)

Deja un comentario