La isla del tesoro: resumen literario del libro

Robert Louis Stevenson fue el escritor del libro La isla del tesoro que a continuación ofrecemos un resumen. Este escritor no estudió la carrera de letras ni ninguna otra relacionada con las obras literarias pero su pasión por la escritura le deja buenos frutos. 

La-isla-del-tesoro

La isla del tesoro: vida y obra del autor

Edimburgo es una ciudad maravillosa, capital de Escocia en el norte de la Isla Británica, es cuna de grandes escritores y artistas que han marcado la historia intelectual de la humanidad. Uno de ellos es uno que ha sido pilar en la formación de muchos de los lectores por ser un precursor del hábito de leer en generaciones enteras. Se trata de Robert Louis Stevenson, autor de La isla del tesoro, una novela que ha marcado la niñez y adolescencia de millones de personas.

Ha inculcado inclusive de manera muy natural el hábito a la lectura mediante la aventura y la ficción. Hay escritores que tienen un cierto encanto en el mundo de la literatura y no se trata de genios, ni profundidad ni perfección formal y mucho menos vocación innovadora. Se trata de una características que incluso puede poseer un autor menor.

El encanto es lo que despierta auténtica adicción y es capaz de convertir la ficción literaria en una manía y una de las principales características de este Robert Louis como escritor es su inconfundible encanto. Nació el 13 de noviembre de 1850 y murió muy joven teniendo apenas 44 años luego de lidiar con los embates de una cruel enfermedad, en Samoa en 1894.

Vivió solo 44 años

Los dos primeros años de su vida fueron los únicos que permaneció con una salud inquebrantable, pero a raíz de ahí enfermó y su familia se trasladó a otra ciudad. Pasó la mayor parte de su infancia y adolescencia en el nuevo lugar hasta los 22 o 24 años. En ese tiempo le leyeron muchos cuentos de ficción y comenzó a crear en él una visión natural para luego ser usado en sus obras.

Con todo ese historial que venía acumulando por la lectura inducida primero y luego escogida por cuenta propia, Stevenson escribió un pequeño libro de poemas, siendo apenas un niño. Dicho libro no era prolijo, no contaba con los lineamientos propios que requieren los poemas e inclusive algunos ni riman tenía. Empero, tal obra se convirtió luego en un clásico de un éxito extraordinario entre los niños de habla inglesa. Eran unos poemas que se han convertido hasta en canciones populares para niños. 

Frente a la casa en la que vivió Stevenson había un gigantesco parque natural en el que se la pasaba la mayor parte del tiempo cuando se reunía con sus primos o amigos cercanos. Este parque llamado Queen Street Garden tenía entre sus recreaciones naturales un lago. Este lago en medio tenía un pedazo de tierra con árboles pequeños sembrados en él.

Este pequeño círculo de tierra podría asemejarse con una isla, y son muchos los críticos e historiadores que aseguran que esta fue la inspiración de Robert Louis para crear la isla del tesoro. Tal vez esa era su isla particular y en su mundo de niño aventurero creía que estaba su tesoro que lo llevó a la realidad con su obra literaria.

La-isla-del-tesoro

Literatura gótica

Robert Louis Stevenson es uno de los autores llamado el representante de la literatura gótica y del romanticismo. Fue novelista, cuentista, poeta y ensayista, era hijo de una familia de constructores de faros y esto lo posiciona en un buen nivel económico. Muchos años de enfermedad lo llevaron a llamarse un sobreviviente.

Tal vez sea el escritor que con más fidelidad logró que el lector se encontrará cara a cara con sus peores miserias. Inclusive, con las que él mismo debió enfrentarse al nacer puesto que los problemas pulmonares le dieron problemas de leer y escribir hasta los 8 años. Su salud siempre estuvo débil y quebrantada.  Estudió ingeniería náutica que abandonó para estudiar como abogado, que nunca ejerció.

Luego de eso comenzó a tomar inclinación por la literatura a los veinte años y comenzó a colaborar con algunas casa editorial y en obras de teatro.

Publica una serie de relatos tanto fantásticos, como sobrenaturales y otros entre ellos la edición La isla del tesoro en 1883, junto a otras obras. La isla del tesoro se la dedicó a su hijo y con esta obra alcanza el éxito y el reconocimiento tras ser nombrado como uno de los mejores escritores románticos del siglo XIX.

La nana: pieza fundamental

Cuenta la historia y las biografías de este autor, que su creatividad estuvo ligada a su relación con su nana. Se trataba de una mujer joven llena de alegría que disfrutaba el momento con Robert en las horas de su cuidado. La nana empleaba la mayor parte del tiempo del cuidado a contarle historias de ficción y muchas otras fantasiosas que emociona de principio a fin a Robert.

La-isla-del-tesoro

Es por esto que este es uno de los libros que dedicó a esta mujer. Sin duda alguna, durante el crecimiento de un niño son vitales los seres que le acompañan y le nutren de conocimientos, acontecimientos y demás elementos importantes. Esto lo elevan o lo anulan, y en este caso, Robert Louis Stevenson se fortaleció y lo llevaron al éxito. Lamentablemente su vida fue corta, pero sus éxitos fueron muchos y de calidad, logrando obtener premios por la escritura y las obras literarias.

El elemento ficción fue su fuerte y esto se alimentaba de todos sus recuerdos de infancia y vivencias pese a su enfermedad que en algunos aspectos lo limitaba. Sus padres cuidaron de él mientras padecía de algunas debilidades asociadas a su enfermedad pulmonar. De igual forma le apoyaban con la lectura cuando pudo empezar luego de los ocho años. 

Reseña

La isla del tesoro suena desde el inicio que trata de una aventura, un viaje extraordinario con un cofre enterrado, y es el elemento primordial que incentiva a su lectura. Su portada tiene un joven, un señor un poco grande ambos vestidos de pirata y un loro en el hombro en uno de ellos.

El protagonista es un joven llamado Jim Hawking, con aproximadamente entre 7 o 18 años que vive con su madre con en una posada. El autor narra que su padre muere antes de comenzar la historia. Robert cuenta que en La isla del tesoro cuenta como es la vida del joven en la posada y las dificultades que vive un joven de esa edad.

La-isla-del-tesoro

En la posada suceden varios acontecimientos y conflictos que tienden a darle algo de aburrimiento al lector pero son apenas unos capítulos bien cortos. La emoción de La isla del tesoro comienza en el capítulo en que aparece un personaje de nombre Billy Bones. Este se accidentó en las afueras de la posada y le dice al joven que le guarde un cofre que carga consigo y que cuando pueda saque el contenido. 

Billy Bones pudiera ser un personaje oscuro y conflictivo porque son muchos los que van detrás de él y del cofre, pero aun así Jim accede a su petición y guarda el cofre. Cuando lo hace y lo abre descubre que trae joyas, metales preciosos, de valor pero le causó impresión fue un cuaderno junto con un mapa que indica la posición de una isla.

Alguien cercano a Jim le aconseja que mantenga las joyas y los metales preciosos resguardados en el cofre y únicamente haga uso del mapa, pero es este mapa el que los piratas buscan enloquecidamente.

Emprende el camino

En la historia de La isla del tesoro entra en escena un doctor que es quien asesora a Jim y es además quien lo acompaña en esta aventura. Ambos revisan las coordenadas y algunas anotaciones para emprender el camino. Esto iniciaba desde la salida hasta su llegada y el punto donde está señalado el tesoro en la isla. Ambos rentan un barco y o llenan con un capitán y una tripulación y se lanzan a dicha aventura. Si de aventuras y tesoros se trata, puedes ver el articulo La Perla

El conflicto de la historia comienza en que la tripulación que rentó Jim eran los mismo piratas que venían persiguiendo a Billy Bones. Los malos van en el mismo barco en busca del tesoro, pero estos detalles se conocen ya a más de la mitad del libro de Robert Stevenson.

Algunas de las críticas del libro se centran en los primeros capítulos que tienden a describir detalles y a incluir personajes que en la mayoría de los casos tienden a confundir al lector. Es decir, el autor comienza a narrar la intervención de los piratas y los nombres, más los colaboradores. Con esto tales elementos dispersan un poco el tema central de la historia.

Muchos personajes fascinantes

Tiende además a ser un poco cansón para el lector e incentiva a que se pierda en la narración. Sin embargo, esta etapa del cuento no le quita la importancia y el respeto que se ganó la obra literaria. La historia retoma su interés  fascinante por la ficción, porque ciertamente hay algo por descubrir. Es el leitmotiv de La isla del tesoro que el lector no desea perderse. Una novela que cambia el estilo a romanticismo pero mantiene también ese espíritu aventurero es Comer Rezar Amar de Elizabeth Gilbert.

Con el paso de los capítulos van quedando menos personajes y esto va facilitando la identificación y la lectura. La película el planeta del tesoro es una historia de Disney que está basada en el libro La isla del tesoro. En todo caso, en algunos capítulos existe la modificación con uno que otro personaje. El final si es algo distinto a la obra literaria. El libro como tal no tiene un romanticismo entre hombre o mujer, es netamente de aventura.

Sin embargo, el mensaje que tiene impreso es una relación de amistad bastante inquebrantable entre Jim el protagonista y el personaje de nombre Silver, el capitán. Es un trato inclusive como de padre e hijo, de confianza, de fortaleza y acompañamiento y es también lo que se recalca en la película de Disney. Es la relación familiar que gusta bastante en la obra de Robert Louis Stevenson. Te invito a leer el articulo del libro infantil Momo

(Visited 21 times, 1 visits today)

Deja un comentario