Las niñas perdidas: Sinopsis, reseña, detalles y más

Las niñas perdidas es una de las novelas policiales más crudas publicadas en el mundo hispano. Aquí te presentaremos brevemente a su autora, su trama general y sus tópicos resaltantes.

las-niñas-perdidas-1

Cristina Fallarás, feminismo y novela negra

Publicada en 2011, Las niñas perdidas es probablemente el esfuerzo literario más exitoso de la carrera de Cristina Fallarás. Ganadora con el libro del Premio de Novela Negra L’H Confidencial, Fallarás ha sido conocida en España por su defensa feroz de las ideas feministas desde el periodismo, el activismo político y el manejo de sus redes sociales. Sus campañas de Twitter bajo el hashtag #cuéntalo dieron visibilidad a numerosas agresiones sexuales sufridas por mujeres en territorio español.

No es extraño entonces que también en el ámbito literario, Fallarás se aboque a la defensa firme de la mujer. La novela que nos ocupa retrata el sufrimiento femenino en su estado más desvalido. Y el personaje dedicado a recorrer el laberinto de la atrocidad hasta conseguir una resolución es también una mujer, embarazada de cinco meses. Es una detective guardiana de la comunidad, que protege simbólicamente tanto a las niñas del presente como a las que vendrán.

El carácter fuerte de Cristina Fallarás puede verse en plenitud cuando habla ante las cámaras, con energía, velocidad y melena roja, de la angustia femenina ante la violencia urbana. En este vídeo puede verse un ejemplo de esta personalidad durante la presentación de Las niñas perdidas.

Es más novela negra el mundo en que vivimos las mujeres en el siglo XXI, en muchas partes del planeta, que estas cositas que escribimos, denuncia aguda Fallarás.

Las niñas perdidas, crudeza realista para un caso criminal

¿Cuál es la trama de esta aclamada novela? De mediana longitud, la historia cuenta la investigación basada en la desaparición de dos niñas hermanas en los bajos fondos de la ciudad de Barcelona, poco conocidos para el mundo exterior. Una de las niñas ya ha aparecido muerta, víctima de horribles torturas, mutilaciones y violaciones. La otra, sigue sin ser encontrada y, como es obvio, se teme llegar demasiado tarde a su paradero.

La encargada de llevar a cabo una búsqueda solitaria de la infante y esclarecer los hechos es la experiodista, reconvertida en detective privado, Victoria González. Su participación se logra mediante un sobre con una gran cantidad de dinero e instrucciones mínimas que llega a sus manos de forma misteriosa. Vicky se aliará con su habitual compañero Jesús, rudo y bebedor constante de cerveza, además de su ex pareja policía, siempre con datos sustanciales que puedan ponerla en el camino correcto.

 

Como se ha mencionado anteriormente, la dura profesional Victoria está embarazada de cinco meses. Y con los cambios y angustias que trae su estado debe recorrer un laberinto barcelonés que pronto desembocará en el oscuro mundo de la pederastia y las películas snuff. Vicky acabará explorando también, muy a su pesar, su tenebroso pasado personal.

Los eventos se suceden con aterradora nitidez pero sin caer en una explicitud demasiado sórdida. Fallarás apuesta por insinuaciones escalofriantes, de descripciones clínicas que esconden una rabia fría de cronista con corazón de mujer, que palpita con todas las vejaciones brutales a su género.

Hasta aquí nuestro artículo sobre Las niñas perdidas, de Cristina Fallarás. Si te ha interesado este texto, quizá disfrutes de este otro de nuestra web dedicado a otra novela negra española de calidad, Ojos de agua. ¡Sigue el link!

las-niñas-perdidas-3

(Visited 38 times, 1 visits today)

Deja un comentario