Los 39 escalones ¡Una gran obra de Buchan John!

En este post conocerás los 39 escalones, el libro de aventuras de John Buchan que inmortalizó el genial Alfred Hitchcock en su película homónima de 1935. ¡Imperdible!

los-39-escalones-2
Los 39 escalones, uno de los primeros thriller de suspenso y acción

Los 39 escalones: Un libro lleno de aventuras

Los 39 escalones es, en opinión de muchos, la novela más conocida de John Buchan, escritor, político y diplomático escocés, que llegó a ser gobernador de Canadá, miembro del Parlamento Escocés y Administrador Colonial en Sudáfrica.

John Buchan, sin lugar a dudas, resulta un personaje tanto o más interesante que el protagonista de la novela (Richard Hannay), quien sería la figura principal en cinco de sus novelas de espionaje y aventuras.

Los 39 escalones (The 39 Steps. 1915) es la primera saga de las aventuras de Richard Hannay, un hombre normal que se ve transformado en héroe debido a varios eventos y circunstancias.

John Buchan comentó una vez, que escribía estas novelas de espionaje y aventuras para entretenerse, por lo que, de entrada, no cabría esperar mucha profundidad de ellas.

Lo sorprendente es que la historia está llena de frases ingeniosas, humor muy fino y agudo y está contada de manera entretenida y engancha desde el principio, pues no puedes parar hasta descubrir el desenlace de la trama.

Los 39 escalones: Argumento

La novela se desarrolla en 1914, en una Europa cercada por la guerra y sigue las aventuras de Richard Hannay, quien acaba de regresar a Londres, llegando de Rodesia decidido a iniciar una nueva vida.

Su vecino, Franklin P. Scudder le pide ayuda pues ha descubierto un complot de los alemanes y los rusos, en una organización de espionaje llamada “Los 39 escalones”, que desean asesinar al Primer Ministro de Grecia, mientras sustraen los planes de guerra de militares británicos.

Su vecino le refiere que se encuentra en grave peligro, hasta el punto que ha tenido que fingir su propia muerte para poder huir de sus perseguidores: “- Perdone- dijo-, esta noche estoy un poco nervioso. Verá, da la casualidad de que en este momento estoy muerto.”

Los acontecimientos comienzan a precipitarse cuando pocas horas más tarde, el vecino, Franklin Scudder, aparece efectivamente muerto en el apartamento de Hannay, quien, temeroso de verse implicado en este asesinato, decide huir en busca de los 39 escalones, con la finalidad de poder probar su inocencia.

Hannay, viéndose involucrado en este complot, comienza su huida perseguido incesantemente por la policía que lo ha implicado en el asesinato de Scudder, por un lado, y, por otro lado, de los verdaderos asesinos responsables de esta muerte.

En el accidentado camino, repleto de vicisitudes, Hannay conocerá los personajes más singulares que le ayudarán a evadir a sus perseguidores y encontrar la verdad.

La novela nos sitúa en medio de una intriga internacional, con personajes anarquistas, judíos, alemanes y rusos, que están haciendo todo lo que pueden por iniciar una guerra desatando un conflicto del cual sacar provecho.

Si te gusta el contenido de este post, tal vez te interese conocer más acerca del libro de las heridas abiertas, de Gillian Flynn, un fabuloso thriller psicológico que debes leer, por lo que te invitamos a ver este interesante artículo.

los-39-escalones-3

Los 39 escalones: Reseña del libro

Esta novela de espionaje y de acción, llena de un sorprendente sentido del humor, resulta ser muy entretenida y fácil de leer, aunque dista mucho de ser una obra maestra del género.

Debemos recordar que fue escrita y publicada en 1915 y la ingenuidad de la época se deja ver entre líneas, además del hecho de que el género se encontraba aún en pañales.

Partiendo de una premisa que el personaje nos reitera durante el curso de sus aventuras, pues “le aburre la alta política”, así que, en muchas escenas, Hannay deja de escuchar por lo que, invariablemente, el lector también deja de escuchar.

De cualquier forma, esta falta de información no afecta el ritmo de la novela, pues las lagunas que Buchan nos deja con sus cortas explicaciones, las cubren con su sentido del humor, que jamás se pierde.

La trama pasa de una aventura a la siguiente sin perder tiempo en sutilezas, ni ahondar en el las motivaciones de los personajes y el trasfondo psicológico de los mismos que adorna las novelas del género.

Aunque la trama en la novela se dispersa en ocasiones, siempre viene el recurso humorístico a salvar el día, junto a la finura de la pluma de John Buchan, que atrapa al lector desde el inicio.

Al final, la novela hace justamente lo que se esperaba de ella cuando el escritor la concibió: entretener y entretener mucho y bien, ya que dejando de lado sus carencias, siempre nos encontramos con frases que bordan la genialidad.

Refiriéndose al villano de la obra, Hannay nos dice: “Tal vez hubiese sobornado a la policía local. Con toda probabilidad tenía cartas de varios ministros diciendo que debían darle toda clase de facilidades para conspirar contra Gran Bretaña. Así es como hacemos la política en la madre patria”.

Los 39 escalones es un thriller de suspenso que conjuga de forma magistral, los elementos de la conspiración política con la lucha de un hombre común y corriente que se encuentra en la necesidad de hacerse héroe para poder probar su inocencia.

Adaptaciones cinematográficas: La genialidad de Alfred Hitchcock

Los 39 escalones ha sido adaptada cuatro veces para la gran pantalla, siendo la versión de Hitchcock la más afamada y aclamada por la crítica especializada como una obra maestra.

  • 1935 – Alfred Hitchcock.
  • 1959 – Ralph Thomas.
  • 1978 – Don Sharp.
  • 2008 – James Hawes.

La genialidad del cineasta Alfred Hitchcock produjo una cinta que en 1999 fue clasificada en el cuarto lugar entre las mejores películas británicas, por el Instituto Británico de Cine.

También, en el año 2004, la revista Total Film la ubicó en el puesto veintiuno de las películas más grandiosas de todos los tiempos, opinión que comparten la mayoría de los críticos de cine.

En la adaptación cinematográfica, el personaje del vecino de Richard Hannay fue sustituido por una espía de nombre Annabella Smith, quien eventualmente será asesinada en la cocina de nuestro héroe a la fuerza.

La trama de la película se desvía en forma substancial de la trama del libro. Ya que Hitchcock introdujo en la cinta un elemento romántico del que carece la novela, enriqueciendo así la historia.

Reparto de la película

La película, encabezada por Robert Donat y Madeleine Carroll, cuenta con un reparto de los que, para la época, eran primeros actores y actrices del Reino Unido.

  • Robert Donat – Richard Hannay.
  • Madeleine Carroll – Pamela.
  • Lucie Mannheim – Annabella Smith.
  • Godfrey Tearle – Profesor Jordan.
  • Peggy Ashcroft – Margaret, esposa de John.
  • John Laurie – John, el granjero.
  • Helen Haye – Sra. Louisa Jordan.
  • Frank Cellier – Watson, policía.
  • Wylie Watson – Señor Memoria.

Si te interesa saber mucho más acerca de la obra los 39 escalones de John Buchan, y de la adaptación cinematográfica de Alfred Hitchcock, no dejes de ver el siguiente video.

(Visited 80 times, 1 visits today)

Deja un comentario